logo---2-2024

Un barco de EE.UU. navega en aguas argentinas sin permiso del Congreso para hacer ejercicios en Argentina

El arribo de la nave no cuenta con autorización del Congreso, como exige la ley, ya que la ministra Patricia Bullrich no completó el trámite exigido por la ley 25.880 para autorizar el procedimiento

Sociedad 30/04/2024 Red Noticias Nacionales Red Noticias Nacionales
barco eeuu

Una singular controversia se plantea con la llegada a Buenos Aires del buque Cutter James de la Guardia Costera de los Estados Unidos. La embajada norteamericana en la Argentina informó que la tripulación del navío realizará ejercicios conjuntos con sus pares de la Prefectura, pero todo ello carece de la autorización del Congreso, requerida por la ley 25.880 sobre el ingreso de personal militar extranjero. En realidad, el trámite para el permiso se inició, pero nunca se completó. 

Desde el Gobierno transmitieron que “como se trata de un buque que no es militar, si no de guardia costera, no se requiere la autorización”. Pero la ley es específica y marca claramente que la norma abarca también “a los elementos de las instituciones de países extranjeros cuya misiones fueran similares a los de las fuerzas de seguridad del Estado nacional”. La pifiada es de la ministra Patricia Bullrich que el 9 de abril notificó al Congreso, pero no pidió autorización alguna. Como es obvio, el Cutter James no viene a hacer caridad: el objetivo es marcarle la cancha a la presencia China en el Atlántico Sur. Y, ya se sabe, contra los chinos, no hay ley que valga en la doctrina Milei. 

A primera vista, la impresión es que se trata de otro papelón de la administración libertaria. Arrancaron presentando el pedido a la Comisión de Seguridad Interior, pero allí se alegó que no era su competencia. Entonces el trámite pasó a la Comisión de Defensa, porque se pedía el visto bueno para el ingreso de tropas extranjeras. Lo cierto es que el Congreso no produjo ninguna autorización.

En las redes sociales, la embajada de Estados Unidos les dio la bienvenida a los 150 tripulantes del Cutter James y especificó que “realizarán ejercicios conjuntos con sus contrapartes argentinas”. El comunicado señala que es uno de los barcos más grandes y tecnológicamente más avanzados de la Guardia Costera de Estados Unidos y que en el país del norte está dedicado a la lucha contra el narcotráfico y la pesca ilegal. En este último tema, Washington plantea que los pesqueros chinos se mueven dentro de las 200 millas argentinas, algo que está controvertido: los barcos factoría -de distintos orígenes- argumentan que sólo trabajan de la milla 201 hacia afuera y lo cierto es que, ni en el gobierno anterior ni en el actual, hubo detenciones por violación de la jurisdicción. "Se los mantuvo a raya", dicen los ex funcionarios. Partiendo de esa premisa, todo el objetivo parece geopolítico: impedir la presencia de China en el mar o en la tierra del sur argentino.

En su atropellada alianza con Washington, se ve que Bullrich esquiva los mandatos legales. La ley votada el 23 de abril de 2004 es muy precisa. El título es “ingreso de personal militar extranjero en el territorio nacional”. En el artículo 2º especifica lo que abarca la norma: “entiéndese por fuerzas nacionales a los efectos de la presente ley, a la Armada Argentina, el Ejército, la Fuera Aérea, la Gendarmería y la Prefectura Naval”. Y en el artículo 3º, aclara que se trata de “fuerzas extranjeras” a las “instituciones de países extranjeros cuyas misiones sean similares a las fuerzas de seguridad del Estado Nacional”. Eso abarca a la Guardia Costera que es una fuerza extranjera dado que su misión es la misma que la Prefectura Naval.

La jugarreta de la ministra consistió en firmar una resolución diciendo que los norteamericanos vienen por cuestiones protocolares y por adiestramiento. En realidad, lo protocolar consiste únicamente en saludos de rigor. Y el adiestramiento se entiende que es para cadetes, no para fuerzas en operaciones. La embajada de Estados Unidos, en cambio, lo dice de forma explícita: el Cutter James viene a realizar ejercicios conjuntos.

La base geopolítica de la presencia de EE.UU. es que en Washington sostienen que los pesqueros no son pesqueros sino una fuerza naval china -sin ofrecer ninguna evidencia- y que la Argentina no puede controlar el Atlántico Sur, que necesita la ayuda de Estados Unidos. Es la lucha contra el mal, que viene a ser China. “Los zurdos, el comunismo”, como diría el presidente Javier Milei.

Con esa óptica, Bullrich decidió pasar por arriba de la ley y no pedir ninguna autorización. Seguramente, la denunciarán diputados y senadores opositores.  

Gracias por leer nuestras noticias!

ya somos...   

participar

mi unico heredero es el pueblo

riogallegos

slider002

flayer2

00002

z2

grecco

02

003-compartir

00-noticiasperonistaspj

SUSCRPICIÓN

ub moreno

+PATRIA

Lectores leyendo en este momento

03

MUNDOPERONISTA-1

linea gris

00eldiario3

turismo temporada invierno

gm2

dg-instalaciones

riogallegos

fam25años-

f-uriel

publidad modas gracia indumentaria femenina

cw

todocaño

Lo más visto
pichetto6

Miguel Ángel Pichetto no firmará el Pacto de Mayo

Red Noticias Nacionales
Política 07/07/2024

Hacemos Coalición Federal confirmó en una declaración oficial que no participará del acto del 9 de Julio. “Festejamos la independencia manteniendo la independencia”, dice el texto. Aclararon que hay “coincidencia con los principios de Mayo”

frases_de_eva_peron

medalla peronista